miércoles, 22 de diciembre de 2010

¿Sabías qué... (22)

... un entrenador fue capaz de superar el record de técnicas en una temporada que ostenta Rasheed Wallace?

Recurrimos una vez más a un viejo conocido de este blog: Kevin Loughery.

En la temporada 1999-2000 Rasheed Wallace con 38 técnicas destruyó el record anterior de la NBA, y un año más tarde aumentó su leyenda elevando el registro hasta 40. Por mucho que la NBA haya recomendado recientemente a los árbitros mano dura, pitando algunas técnicas por protestas mínimas, creo que a nadie se le pasa por la cabeza que el record de Sheed vaya a ser superado a corto plazo. Pero, ¿y si el record realmente no fuera suyo? Entra en escena Kevin Loughery, entrenador entre otros equipos de los Nets durante la década de los 70, primero en la ABA y tras la fusión de competiciones en la NBA. Durante la temporada 1977-78, su reconocida fama de "protestón" alcanzó nuevas cotas hasta llegar a las 42 técnicas. Flaco favor le hacía a su equipo enemistándose con el colectivo arbitral, circunstancia que casualmente o no acabó provocando que los Nets fueran el segundo equipo con más faltas señaladadas en contra.

Pese a tener el peor balance de la liga (24-58) los Nets no cesaron a Loughery, que con la nueva temporada no tuvo reparos en seguir con sus quejas. A punto de acabar el año, el 28 de diciembre de 1978, los Nets recibían la visita de Kansas City en el 32º partido de la temporada, y Loughery perdió los papeles. A 1:05 del final, camino de la cuarta derrota seguida en casa, hizo un comentario al árbitro novato Roger McCann. Este, se giró y le dio las gracias antes de señalarle la segunda técnica del partido que conllevaba su expulsión automática. Inmediatamente el entrenador entró en la pista y se fue a increpar y empujar a los otros 2 árbitros, Don Murphy y Mike Mathis. Su 26ª técnica en 32 partidos (a ritmo de destrozar su propio record) le iba a salir cara.

Tres partidos suspendido de empleo y sueldo, y una sanción de 1.000 $ fue el castigo que le impuso el comisionado Larry O'Brien por sus "acciones antideportivas y su comportamiento gesticulante". Estaba claro que no era la mejor manera de alejar las sospechan de conspiración arbitral que sobrevolaban las oficinas de los Nets. Tan delicada era la situación, que en el partido de su retorno tras la sanción la prensa se apresuró a destacar su buen comportamiento "Técnicamente hablando el nuevo Loughery lo está haciendo bien. Ni siquiera estuvo cerca de ganarse una técnica, su comportamiento con los árbitros fue ejemplar." -Associated Press 8 de enero de 1979-

Pronto se acabaría esa falsa luna de miel. En el siguiente partido contra los Bulls le cayó la técnica número 27, y 2 días más tarde contra los Lakers Loughery volvió a estallar, aunque a su favor hay que decir que en aquella ocasión no le pegó a nadie. A 11 segundos del final, con un empate a 116 y posesión de los Nets, Phil Jackson perdió el control del balón que se perdió a saque de banda que los colegiados señalaron a favor de los Lakers ante la "sorpresa" de Loughery. Nueva técnica, tiros libres para Adrian Dantley y se acabó el partido.

"Creo que hay una conspiración contra mi persona por parte de al menos 2 árbitros" dijo Kevin Loughery en la rueda de prensa. Precisamente habían sido "los agredidos" Mathis y Murphy los que pitaron aquel encuentro. El General Manager de los Nets Charles Theokas destacó el poco tacto de la NBA "Desde los últimos problemas que tuvimos hemos estado muy encima de nuestro entrenador, y Kevin ha hecho un gran trabajo controlándose y siguiendo todos los protocolos. Lo que ha sucedido esta noche deja en entredicho a la competición"

Unos días más tarde se produjo el inevitable encuentro de todas las partes implicadas en las oficinas de la NBA de New York. Tras una hora y media de reunión lo único que quedó claro era que los Nets tras ser advertidos de las fuertes sanciones económicas que les corresponderían en el caso de seguir con aquella actitud, pidieron disculpas y se retractaron de todas las "falsas acusaciones" que habían aparecido publicadas en prensa. Es de suponer que la NBA por su parte habló con sus árbitros para que relajasen sus sílbatos en los partidos contra los Nets. El resultado fue bastante positivo. La NBA consiguió atajar cualquier atisbo de conspiración arbitral, y a Loughery "sólo" le pitaron 14 técnicas en la segunda mitad de la regular season, consiguiendo igualar su registro de 42 de la temporada anterior. De todas maneras en el primer partido de playoffs contra Philadelphia fue expulsado por 2 técnicas y consiguió deshacer el empate.

En junio de 1979, después de acabar la NBA, los General Managers de los 20 equipos aprobaron por unanimidad la creación de una zona técnica delimitada por 2 líneas que no podía ser traspasada por ningún miembro del banquillo. También le dieron el visto bueno a la propuesta de sancionar con un partido a cualquier jugador/entrenador que acumulase 12 técnicas, con 2 partidos a las 18 y así sucesivamente.
Como ya lo habían hecho antes George Mikan o Kareem Abdul-Jabbar, Kevin Loughery también sirvió de inspiración para un cambio de normativa.

Otros artículos relacionados:
- ¿Quién dijo... (14)
- ¿Quién dijo... (8)
- El peor equipo de la historia
- El partido que fueron dos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada