miércoles, 20 de octubre de 2010

¿Sabías qué... (19)

... existe un doble campeón NBA, medallista de oro olímpico y antiguo recordman de salto de altura?

En los inicios de la NBA no era nada extraño ver jugadores que también fueron profesionales en béisbol. Gente como Chuck Connors, Gene Conley, Dave Debusschere o más recientemente Danny Ainge son buenos ejemplos. Pero el caso de Walt 'Buddy' Davis es muy peculiar, ya que fue capaz de practicar al máximo nivel y lograr los mayores éxitos en ambas disciplinas.

Midiendo 2.03 metros puede parecer que la genética a priori le ayudaba para la práctica del deporte, pero con 8 años tuvo que superar un fuerte contratiempo en forma de una poliomielitis que le paralizó durante más de 4 meses las dos piernas y el brazo derecho. Cuandó llegó al instituto, los problemas de salud ya estaban más que superados y empezó a destacar en atletismo y baloncesto, pero sería en la universidad de Texas A&M donde se dio a conocer. En 1952 llegaría su primer año mágico: campeón nacional de salto de altura universitario, plusmarquista de la AAU (Amateur Athletic Union) y medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Helsinki. En la cancha de baloncesto promedió 15 puntos y 10 rebotes que le valieron para ser elegidos en la segunda ronda del draft por los Philadelphia Warriors.

Tras graduarse se fue a trabajar en la petrolera ADA Oil Company con cuyo equipo pudo jugar durante el inverno en la liga de la AAU. Al finalizar la temporada del baloncesto volvió a las pistas de atletismo para conseguir el último reto que le quedaba, que se hizo realidad el 27 de junio de 1953 al saltar 2.12 metros, convirtiéndose en el mejor saltador de todos los tiempos al batir el record de 2.11 metros que nadie había superado desde 1941.

En septiembre de 1953 decidía dar un giro a su vida aceptando la oferta de los Philadelphia Warriors dejando su papel estelar como saltador de altura para convertirse en un jugador de equipo de la NBA. No le fue nada mal como suplente de All-Stars como Bob Pettit, Ed Macauley o Neil Johnston, consiguiendo 2 anillos (Philadelphia 1956 y St. Louis 1958) antes de anunciar su retirada definitiva del deporte en octubre de 1958.

Pese a triunfar en todo lo que se propuso, a Walt Davis siempre le quedó la espina clavada de no haber saltado 7 pies de altura (2.13 metros). Y es que los campeones son insaciables.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada