miércoles, 5 de mayo de 2010

¿Sabías qué... (11)

... Julius Erving fue "apartado" del equipo en su primera pretemporada como profesional?

Corría el verano de 1971 cuando el jugador neoyorquino abandonaba la NCAA tras su temporada junior y firmaba como agente libre por los Virgina Squires de la ABA. Su estancia en la universidad de Massachusets en una división menor había pasado desapercibida para la gran mayoría de los equipos, y además la NBA no podía elegir underclassmen (universitarios que no hubieran llegado a su año de senior) en el draft. Por si fuera poco, su exhuberancia atlética había quedado oculta tras la regla que prohibía hacer mates en los partidos. En Virginia desconocían lo que tenían entre manos.

El entrenador Al Bianchi y el general manager Johnny Kerr reconocieron que sólo le habían visto en un vídeo de un partido del NIT contra North Carolina, saldado con una paliza a favor de los Tar Heels 90-49 y con Julius Erving eliminado por faltas a 16 minutos del final y con 13 puntos anotados. A pesar de la dolorosa derrota, y de la mala calidad de las imágenes en blanco y negro, decidieron que era suficiente lo que habían visto de Erving para ir a por su fichaje.

En el primer campus de pretemporada que hizo la franquicia en Richmond se juntaron los jugadores novatos, algún que otro veterano de la franquicia y sobre todo muchos jugadores anónimos capaces de cualquier cosa para pasar el primer filtro. Nadie olvidará los primeros vuelos del Dr J.

"Julius estaba desatado corriendo y machacando por toda la cancha. En estas un tiro fue a parar a la parte posterior del aro y salió disparado hacia arriba, en una de esas acciones que parece que todos los jugadores saltan a por el rebote. Entre la melé apareció Julius elevándose, elevándose hasta coger el rebote con una mano y hundir la bola en la canasta. El gimnasio se quedo en silencio durante unos segundos. Era tan sólo un entreno de pretemporada y acababa de ver una de las mejores jugadas de mi vida. En ese momento le dije a Al que sacase a Julius de la pista, teníamos que proteger al chico" -Johnny Kerr-

Un rato más tarde llegaba el propietario Earl Foreman a ver el entreno. Curioso por seguir las evoluciones de Erving, observaba con detenimiento a todos los jugadores siendo incapaz de asociar a ninguno de ellos con aquel jovenzuelo de manos gigántescas del que apenas recordaba la cara. Al final del entreno le preguntó al entrenador Al Bianchi sobre las evoluciones del novato.

¿Qué pasa con el novato Erving, Al? Me ha pasado desapercibido.

Earl, no te preocupes, es un jugadorazo. No lo has visto porque hace un rato que lo hemos enviado al hotel, no queremos arriesgarnos a que se pueda lesionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada