miércoles, 19 de mayo de 2010

Desenterrando el SHAPE Basketball Tournament: La Final más corta de la historia

SHAPE son las siglas del Supreme Headquarters Allied Powers Europe, lo que vendría a ser el comando central de las tropas de la OTAN. Desde 1967 está situado en la pequeña localidad belga de Casteau, al norte de la ciudad de Mons.

Cuando llega el mes de diciembre, por unos días deja al margen su seriedad militar para albergar una competición deportiva, el SHAPE Basketball Tournament. En este torneo que se celebra anualmente desde 1960, con tres únicas interrupciones en 1964 y por los conflictos bélicos en 1992 y 1994, compite la selección USA junto a varios países europeos. Las plantillas, como no podía ser de otra manera dada la ubicación del campeonato, están formadas por una especie de selección de los mejores militares de cada país. En el caso de los estadounidenses en la actualidad llevan a sus mejores “jugadores” destinados en bases militares tanto europeas como americanas, aunque hasta 1974 sólo seleccionaban a los que estaban en bases europeas. Tres derrotas seguidas entre 1972 y 1974 provocaron que se ampliara el abanico de seleccionables.



A lo largo de la historia del torneo es muy complicado encontrar algún jugador de cierto renombre en el bando americano, quizás alguno con una buena trayectoria en NCAA, pero poca cosa más. Entre los europeos, como veremos más adelante, la cosa era bastante diferente. Quizás otro día hable un poco más de la historia del SHAPE pero, una vez hechas las presentaciones de la competición, ahora toca centrarse en el partido al que se refiere el título de esta entrada.

Diciembre de 1982. La selección USA está a punto de completar su “pretemporada” de 10 partidos en tierras belgas y francesas con equipos de primera división como rivales. Aún escuece la derrota en 1981 que rompió su racha de 6 títulos seguidos. La selección italiana desde el comienzo de este torneo en 1960 ha sido tradicionalmente el adversario más duro para los americanos, y en 1981 la escuadra liderada por Brunamonti (sí, Roberto Brunamonti) se llevó la final por 90-85.



La exhaustiva preparación dio sus frutos, y tras derrotar sucesivamente a Holanda, la selección local de SHAPE, Grecia (en la liguilla) y a Bélgica en semifinales se plantan en la final contra Italia. La revancha estaba servida.

Comienza el partido. La primera lucha por el rebote hace preveer que se trataba de un choque muy físico. Posesión para los americanos que se adelantan en el marcador con un tiro a media vuelta del pívot Thomas Blue. Italia contesta en el siguiente ataque con una canasta de Magnifico (sí, Walter Magnifico). Con el marcador parado en los 18:47 que restan para el descanso se desencadena la pelea. Tras un choque en una esquina, Shelby Brown noquea al italiano Innocentin. Los banquillos saltan a la cancha, y el partido se convierte en una improvisada exhibición de lucha libre. Una vez calmados los ánimos los colegiados, un belga y un alemán, deciden expulsar a Brown y a Fabio Colombo. Ante la sorpresa de los presentes, el entrenador-comandante Riccardo Babbi decide que su equipo no volverá a jugar después del incidente, otorgando de esta manera la victoria automática por 2-0 a la selección USA. Difícil encontrar una venganza tan agridulce.

Resulta curioso encontrar jugadores tan conocidos en la selección transalpina, por ejemplo Brunamonti ya había debutado con la absoluta, y aunque desconozco si todos o alguno de ellos al menos habían hecho el servicio militar, lo que es indiscutible es que por aquel entonces ya eran auténticos profesionales que participaban en la Lega 1. Como muestra dejo varios nombres que participaron en 1981 y 1982 con un enlace a su ficha de la la web oficial de la liga italiana.

Italia 1981
Roberto Brunamonti
Tiziano Lorenzon
Mario Porto
Roberto Terenzi
Franco Boselli
Marco Bergonzoni

Italia 1982
Giovanni Grattoni
Denis Innocentin
Walter Magnifico
Domenico Fantin
Fabio Colombo
Paolo Pressacco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada