miércoles, 24 de marzo de 2010

¿Sabías qué... (9)

... hace años algunos contratos de la NBA tenían cláusulas realmente extravagantes?

Con los convenios colectivos de la época moderna (o la era de David Stern) los aficionados tenemos todos los detalles de la duración y remuneración de los contratos que firman los jugadores NBA. Como mucho se pueden escapar de la opinión pública alguna cláusula específica como un bonus por objetivos y la posibilidad de vetar traspasos con la que se blindan algunas estrellas, pero nada comparado con los 2 ejemplos que os traigo hoy:

- En 1980 Kevin Grevey, un apasionado del motor, no quiso firmar su renovación con los Washington Bullets a no ser que le garantizasen 2 asientos de primera fila para ver las 500 millas de Indianapolis.

- Cuando Kareem Abdul-Jabbar renovó en 1985 con los Lakers no dudó en incluir una cláusula en caso de traspaso, pero no me refiero a la posibilidad de impedir el traspaso. Kareem se garantizaba que si abandonaba la disciplina de los Lakers tendría derecho de reservar el Forum de Inglewood una noche para su uso y disfrute particular, y por supuesto gratis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada