miércoles, 30 de septiembre de 2009

Bevo Francis: La estrella fugaz


El 9 de enero de 1953, Bevo Francis metía 116 puntos en la victoria de su universidad por 150-85 contra el Ashland Junior College.
Consiguió meter 55 puntos en el último cuarto (10 minutos) tirando desde todas las posiciones, con 47 tiros de campo y 22 de 29 en libres.
Su entrenador, pidió a sus jugadores que hicieran falta rápidamente para así poder volver a atacar enseguida y que Bevo pudiera llegar a los 100.
Esto puede parecer una tontería por parte del entrenador, pero incluso para el marketing de la época, querían y lograron sacar partido del filón que tenían en este jugador, en forma de formidables ingresos para su universidad.

Pero centrémonos en Francis.

Clarence "Bevo" Francis nació el 4 de Septiembre de 1932. Tras una infancia difícil en la que tuvo que superar una fuerte anemia y jugar al baloncesto siempre por su cuenta, logró entrar en el equipo en la que sería su última temporada de High School, la 51-52.
Consiguió meter en un partido 57 puntos y en 6 ocasiones anotó más puntos que el equipo rival.

Pero esto no era lo más impresionante ni mucho menos. Francis que medía 6-9 (2,05 metros para la época) no se limitaba a jugar al lado del aro e ir haciendo puntos. Era un tirador en toda regla, con la principal característica que fue uno de los primeros en anotar con gran facilidad tirando desde el pecho, y no con las 2 manos de cuchara como hacía la gran mayoría de jugadores de la época. También utilizaba un efectivo gancho.
Además, mientras "Pistol" Pete Maravich era un niño pequeño, Bevo Francis ya driblaba con destreza con el balón entre sus piernas.



Entonces llegó a la pequeña universidad de Rio Grande.
Su entrenador, que tenía una confianza ciega en él, le dijo al principio de temporada al capitán del equipo que con el nuevo pívot pronto lograrían ser un gran equipo y jugar incluso en el Madison Square Garden. Teniendo en cuenta que por aquel entonces el equipo jugaba en canchas con menos de 100 espectadores, el capitán le contestó:
"The only garden we will be playing in, is one with a hoe" (en el único "huerto" en el que jugaremos será en uno con una azada ...)



Al final de la temporada, Bevo consiguió que un equipo mediocre pasara a conseguir un 39-0.
Hay que tener en cuenta, que al tratarse de una pequeña universidad tenían un calendario muy sencillo con unos rivales tan débiles como ellos... pero sólo en teoría.

En esta brillante temporada está incluido el famoso partido de los 116 puntos.
Bevo anotó 1954 puntos, promediando 50,1. Pero el 39-0 no fue suficiente para que les incluyeran en el cuadro final del NIT (el torneo más importante de la época).

Aunque la mayor decepción llegaría en marzo de 1953, cuando la Asociación de Entrenadores de Baloncesto creaba la que sería conocida como "Regla anti-Bevo" en la que invalidaban con carácter retroactivo todos los records logrados frente a equipos que no acreditaran 4 años en NCAA. Así que desaparecieron de los libros sus records de más puntos en un partido y temporada, y mejor promedio.

Pero Bevo Francis no se vino abajo.

En la siguiente temporada lograría 46,5 puntos por partido, incluyendo los 113 frente al Hillsdale College el 2 de Febrero del '54, que hoy en día siguen siendo los records absolutos de la NCAA. También tiene el record de anotar + de 50 puntos en 8 ocasiones, y d anotar más puntos que su rival en 9.
Era una de esas noches en que podría haberle pegado una patada al balón y hubiera entrado dijo Bevo Francis después de conseguir 38-70 en tiros de campo y 37-45 en libres ante triples y cuádruples defensas, incluyendo 70 puntos en la 2ª parte para que su equipo lograse la victoria 134-91.
Si hubiera tenido el equipaje del equipo también habría salido ahí fuera a defenderte, le dijo el entrenador rival después de felicitarle.




Pero un par de meses antes, el 3 de Diciembre de 1953, se vio cumplido el sueño de su entrenador. Jugaron en el Madison Square Garden frente a 13.800 espectadores. Logrando ser la universidad más pequeña que había jugado en esa cancha.
Pero fue un día agridulce para Bevo. Después de dedicar el día entero a prensa, emisoras de radio y de televisión, llegó justo al pabellón para comenzar el partido. Partido que acabarían perdiendo 83-76 frente Adelphi, con "sólo" 32 puntos de Bevo. Poniendo fin de esta manera a su racha de 40 victorias seguidas.

Rio Grande consiguió acabar la temporada con una gran marca (21-7) teniendo en cuenta la entidad de los rivales que habían tenido, y con victorias frente a Providence, Miami, Creighton, Wake Forest, Arizona State o California State.

Ahora viene la gran pregunta:
¿Por qué nunca se oido hablar de este jugador? ¿Qué pasó con su carrera?

Pues resulta que al terminar su 2ª temporada universitaria, y en busca de dinero fresco para poder mantener a su esposa e hijos, Bevo se enrolaría en las filas de los Boston Whirlwinds, que eran por aquel entonces el rival en los partidos de exhibición de los Harlem Globetrotters.

Fue una etapa muy dura para Bevo, que cansado de "dejarse ganar" siempre en algún partido incluso se rebeló.

Pero el momento decisivo en su carrera llegaría en 1956, que era el año en que era elegible para entrar en el draft de la NBA, donde sería elegido por los Philadelphia Warriors. Pero entonces en su destino se cruzó el propietario de Philadelphia, Eddie Gottlieb que lo primero que le exigió fue reducir su ficha en un 20%. Teniendo en cuenta que antes de comenzar la liga tenían que hacer una pretemporada de 2 meses, donde todos los gastos corrían por cuenta y riesgo del jugador, Francis decidió rechazar la propuesta de Philadelphia poniendo fin de esta manera a su efímera etapa NBA.

Después de esto comenzó a trabajar en una mina, donde estaría hasta su jubilación. En un par de temporadas jugó algún partido en ligas menores, pero claramente fuera de forma.

En 1980, su candidatura para entrar en el Hall of Fame fue rechazada, pero la pelota y la red con las que anotó 113 puntos si que están en el Salón de la Fama.

Es una pena que acabara así. Y siempre nos quedaremos con la duda de si habría sido capaz de marcar una época en la NBA también.

---Historia redactada en 2003 para NBA El Programa (Basketaldia)---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada